Capítulo 1 Informe CYD 2015. Sistema universitario español: rasgos básicos - El Blog de la Fundación CYD

728x90 AdSpace

Con la tecnología de Blogger.

Random Post

Recent Post

Featured Post

Ranking CYD

El Blog de la

martes, 27 de septiembre de 2016

Capítulo 1 Informe CYD 2015. Sistema universitario español: rasgos básicos


El primer capítulo del Informe CYD 2015 se ocupa de:

  1. la evolución reciente y el perfil actual de los matriculados en las universidades españolas;
  2. la oferta de titulaciones, poniendo énfasis en las universidades públicas presenciales españolas y su número de plazas ofertadas, demanda y matrícula de nuevo ingreso;
  3. la evolución reciente y la caracterización principal del personal docente e investigador (PDI) y, brevemente, del personal de administración y servicios (PAS) de las universidades españolas; 
  4. la financiación universitaria, analizando, por un lado, la situación española en perspectiva internacional por lo que se refiere a los recursos financieros invertidos en la educación superior y, por el otro, algunos indicadores de ingresos y gastos y la evolución seguida recientemente en las 47 universidades públicas presenciales españolas, a partir de sus presupuestos liquidados.


Entre las cuestiones más relevantes del capítulo cabe destacar que los matriculados en estudios universitarios de grado en el curso 2014-2015 ascendían en España a 1,36 millones, lo que implica un descenso del 3,9% respecto al curso anterior y de unas 100.000 personas respecto al 2011-2012. En máster oficial había matriculados casi 140.000 alumnos, un 13,8% más que en el curso anterior. Más de la mitad del alumnado eran mujeres, menos de la mitad tenía la edad típica (18-21 años en grado) y los extranjeros tenían un mayor peso en máster que en grado (17,8% frente a 4%). El 12,1% de los estudiantes estaban matriculados en universidades privadas en el grado (30,2%, en el caso del máster), mientras que en torno al 15-20% estaban matriculados en universidades no presenciales. En el curso 2013-2014 la tasa de rendimiento del alumnado matriculado en estudios de grado fue del 77,2% (el 77,2% de los créditos matriculados se aprobaban), mientras que la tasa de abandono del estudio en el primer año era del 22,5%. En los últimos cursos la primera tasa está mejorando y la segunda empeorando. Los datos de desempeño académico eran, en general, mejores para los estudiantes en universidades privadas que en públicas, en universidades presenciales respecto a las de a distancia y para las mujeres en comparación con los hombres. Por ámbitos de estudio, los mejores registros se daban en formación de docentes en enseñanza primaria e infantil, enfermería, medicina y veterinaria. También eran mejores las tasas de rendimiento y abandono en el caso del máster respecto al grado.
Por otro lado, el número total de titulaciones impartidas en el curso 2015-2016 fue de 8.181, de las que 2.723 eran grados, 3.782 másteres y 1.075 titulaciones de doctorado, más 571 dobles grados y 30 dobles másteres. Respecto a 2014-2015, el número de grados y de máster aumentaron un 3,3%, en ambos casos, tasa inferior a la del curso previo. El número total de plazas ofertadas en grado en las universidades públicas presenciales españolas ascendió a 246.642, un 0,6% más que en el curso anterior. La demanda y la matrícula volvieron, un curso más, a descender (1,5% y 0,5%, respectivamente). La ratio matrícula/oferta quedó en el 89,9%, dato inferior al del curso precedente (de cada 100 plazas ofertadas quedaron sin cubrir algo más de 10). Por ramas, la mejor ratio matrícula/oferta se daba para las ciencias de la salud (ocupación total) y ciencias, tasa del 98,3%. En el extremo opuesto, ingeniería y arquitectura: 20 plazas de cada 100 ofertadas sin cubrir y artes y humanidades (unas 15 de cada 100).
En el curso 2014-2015 el PDI que prestaba sus servicios en las universidades españolas ascendía a 115.366 personas, 295 profesores más que en el curso anterior. En torno al 95% del PDI estaba empleado en los centros propios de las universidades: en la última década, este PDI no ha parado de avanzar en las privadas, mientras que en las públicas aumentó hasta el curso 2009-2010 y luego descendió hasta 2014-2015 cuando se ha registrado un ligero repunte. Las dos principales categorías de PDI son la de titular de universidad (el 25,4% del total) y la del contratado asociado (24,7%). Sin embargo, en equivalencia a tiempo completo, el peso relativo del titular de universidad era del 35,4% y el del asociado de tan solo el 7,6%. En cuanto al perfil del PDI, el 40,5% eran mujeres; la edad media era de 48,3 años; el 69,5% tenía el título de doctor; y el 58,6% era PDI estable, en el sentido de ser contratado indefinido o bien funcionario de carrera (no interino). En las privadas (13,8% del total del PDI), había mayor presencia de las profesoras y la edad media era inferior. Por otro lado, cada funcionario de carrera tenía reconocido dos sexenios de investigación, en promedio. Una cuarta parte, sin embargo, no tenía reconocido ningún sexenio y solamente el 45,7% tenía reconocidos todos los sexenios posibles desde la lectura de tesis. El nivel de endogamia de las universidades españolas seguía siendo alto en el curso 2014-2015, en el sentido de que existía un alto porcentaje de PDI doctor que había leído la tesis doctoral en la misma universidad en la que desarrollaba su actividad: un 69,8% (73,5% en las públicas frente al 33,5% en las privadas).

En cuanto a los recursos financieros invertidos, se observa que el gasto total en educación superior como porcentaje del producto interior bruto era en 2012 en España del 1,24% por el 1,55% de la OCDE y el 1,36% de los 21 países que forman parte a la vez de la Unión Europea y la OCDE. De 32 países, España ocupaba la posición 26. El gasto público en educación superior, como porcentaje del gasto público total, así como en porcentaje del PIB era también inferior en España que en la OCDE y UE-21 y además, en términos de evolución, si bien el gasto público en educación superior en España aumentó desde 2000 hasta 2010 a una tasa superior a las registradas en la OCDE y la UE-21, luego cayó de manera muy intensa, lo que contrasta con la continuación de las variaciones positivas en la OCDE y con la tenue reducción de la UE-21. Por otro lado, aún persistía, según los datos liquidados presupuestarios, las reducciones de ingresos y gastos en 2014 en el conjunto de las universidades públicas presenciales españolas. La variación acumulada desde 2009 llegaba al -17,9% en el total de ingresos y al -14,1% en el total de gastos. En el periodo 2009-2014, el ajuste presupuestario se dio más intensamente en los ingresos de capital que en los corrientes y sobre todo, en los gastos de capital (inversiones reales, en particular) en relación a los gastos corrientes. Más en concreto, el volumen de ingresos por el capítulo de tasas, precios públicos y otros ingresos aumentó un 17,5% frente al descenso de las transferencias corrientes (-21,5%) y de las de capital (-31,7%). Mientras que las inversiones reales cayeron un 37,9% por el -7,2% de los gastos corrientes (-5,9% en gastos de personal y -13,4% en gastos corrientes en bienes y servicios).

El capítulo está disponible para su descarga aquí.

Fundación CYD
Capítulo 1 Informe CYD 2015. Sistema universitario español: rasgos básicos Reviewed by Fundación CYD on 10:03 Rating: 5 El primer capítulo del Informe CYD 2015 se ocupa de: la evolución reciente y el perfil actual de los matriculados en las univers...

No hay comentarios: