El rol de la universidad en los escenarios de futuro nos debería preocupar más que los debates sobre el presente - El Blog de la Fundación CYD

728x90 AdSpace

Con la tecnología de Blogger.

Random Post

Recent Post

Featured Post

Ranking CYD

El Blog de la

jueves, 12 de enero de 2012

El rol de la universidad en los escenarios de futuro nos debería preocupar más que los debates sobre el presente


Los debates sobre la universidad han entrado en la agenda de numerosos países, incluso en la agenda española. El acceso de los estudiantes, su financiación en tiempos de crisis, su modelo de gobernanza o su grado de autonomía son algunos de los temas que podemos seguir desde los medios de comunicación y desde los foros más diversos, especializados o no.



Sin embargo creo que hay un tema que parece no preocuparnos pero que quizás mercería estar presente en todos estos debates: ¿tiene futuro el modelo basado en “graduado universitario - más trabajo - más remuneración”? En otras palabras, ¿las universidades tienen asegurada una “clientela” (perdón por la expresión) atraída por esta motivación tradicional?

Actualmente esta relación es evidente: un estudio reciente de la Georgetown University pone de manifiesto que un graduado universitario puede aspirar a ganar 3.6M de $ a lo largo de su vida profesional, contra 1.3M a los que puede aspirar un diplomado de una High School. Además, y como ponen de manifiesto los datos de los sucesivos Informes CYD, las tasas de paro para estos graduados son inferiores a los de los restantes componentes del mercado de trabajo.

Siempre ha sido así. Las cualificaciones profesionales están bien correlacionadas con el empleo y con las ganancias. Pero, ¿es este paradigma inamovible? ¿El futuro será una copia del pasado? Aquí las cosas no están ya tan claras. La realidad está poniendo de manifiesto algunos argumentos que parecen apuntar cambios de escenario que deberíamos tener en cuenta, desde ahora, para no equivocarnos en los proyectos de reforma que se apuntan.

Veamos algunos de estos cambios:

1º:- Aumento importante del número de estudiantes. Entre 1.990 y 2.007 el número de matriculados en las universidades ha aumentado el 22% en EEUU, el 74% en Europa, el 144% en America Latina y ... el 2.3% en Asia. Un total de 150 millones de personas van a las universidades de todo el mundo...! Quizás las universidades deberán aplicar alguna técnica específica de marketing para atraer a unos estudiantes que puede que hayan perdido algunas de sus motivaciones, como el acceso a su puesto de trabajo o una buena remuneración.

2º.-La tecnología está destruyendo muchos puestos de trabajo, anteriormente ocupados por universitarios, que ahora no precisan de la aplicación de demasiado conocimiento. Esta situación parece recordar la que provocó la automatización en el campo de la industria, con la destrucción del empleo de los trabajadores “blue collars”. Por otro lado la globalización ha desplazado numerosas actividades y hoy en día muchos graduados son igualmente “desplazados” por cuestiones de coste: quizás un lampista no pueda ser deslocalizado, pero un técnico en informática puede ver como su puesto de trabajo se traslada a otro continente.

3º.- La desregulación. La formación universitaria es aun prerrequisito para el ejercicio de ciertas profesiones, como la medicina, la abogacía o la propia academia. ¿Lo seguirá siendo en el futuro? ¿Están las barreras de entrada disminuyendo o desapareciendo?


Globalización, tecnología y desregulación son, por lo tanto, tres tendencias que están configurando un nuevo escenario para los graduados universitarios del futuro. En consecuencia, parecería lógico que estos argumentos se tuvieran en cuenta por parte de las instituciones encargadas de su formación y de los responsables de la planificación del conjunto del sistema.

Las necesarias reflexiones sobre la gobernanza, la autonomía o la financiación son urgentes e importantes, pero no deberían considerase como si de modelos cerrados se tratase. La discusión ha de abrirse, ver lo que está sucediendo en el mundo y anticipar los cambios.

Esta capacidad de adaptación constante debería ser la 4ª misión de una universidad que se plantee con rigor su futuro; no su presente.

Francesc Santacana Martorell
 
Vicepresidente Fundación CYD

El rol de la universidad en los escenarios de futuro nos debería preocupar más que los debates sobre el presente Reviewed by Fundación CYD on 17:00 Rating: 5 Los debates sobre la universidad han entrado en la agenda de numerosos países, incluso en la agenda española. El acceso de los estudi...

No hay comentarios: